SANTA CRUZ y RELIQUIA DEL "LIGNUM CRUCIS"

 

El denominado como paso del “Lignum Crucis” está compuesto Iconográficamente por una Cruz anicónica de Tau, (fines del siglo XVI) y por un relicario, anteriormente una sencilla custodia de astil en forma de ángel y viril soliforme, en el que se expone una pequeña astilla de la Santa Cruz, procedente de la venerada en el monasterio Cántabro de Santo Toribio de Liébana, y que fue donada a la hermandad por el Obispo Luis Almarcha Hernández en 1959.

La recuperada Santa Cruz dorada es de gran importancia histórica puesto que se encontraba en el retablo de la Santa Cruz que la cofradía tenía en el monasterio de San Francisco desde 1586. 

Actualmente el Lignum Crucis es sacado, acertadamente y desde el año 1999, en procesión sobre un trono realizado según los diseños del arquitecto Manuel de Cárdenas en 1917. Este trono era originalmente una carroza sobre ruedas destinado para la procesión y cofradía del Sagrado.

El trono de Manuel de Cárdenas, aun concebido como carroza, resulta actualmente el más antiguo de los que son sacados en la Semana Santa de León, dorado en su conjunto es de estilo neobarroco, rematado posteriormente con el escudo Real y lateralmente con los de la ciudad de León y de la cofradía. Una corte de angelitos portan los atributos de la Pasión, antiguamente llevados por diáconos y subdiáconos, incorporados en el año 1999 tras la restauración aquel año del conjunto, dirigida por Manuel López Bécker, y que junto con Sebastián Fidalgo de nuevo acometería el dorado del conjunto, así como las nuevas encarnaciones de los ángeles en el año 2012.